Cómo Probar Un Arranca Pero No Prende (1997, 1998, 1999, 2000, 2001 2.0L Honda CR-V)

Diagnosticar un ‘arranca pero no prende’ puede parecer muy difícil o hasta imposible. Te puedo decir, por experiencia propia, que diagnosticar lo que está provocando que tu 2.0L Honda CR-V no prenda es fácil.

En este tutorial te voy a presentar una estrategia de pruebas que te ayudarán a encontrar el problema que está causando que no prenda el motor de tu 2.0L Honda CR-V (equipado con sistema de encendido a base de distribuidor).

Podrás diagnosticar: el sistema de encendido, la bomba de combustible, y la correa de distribución (correa del tiempo).

Puedes encontrar este tutorial en inglés aquí: How To Test A No Start Condition (1997-2001 2.0L Honda CR-V) (en easyautodiagnostics.com).

La Diferencia Entre ‘Arranca Pero No Prende’ Y ‘No Arranca’

Es importante saber la diferencia entre un ‘arranca pero no prende’ y un ‘no arranca’.

Puesto que este tutorial se concentra en un ‘arranca pero no prende’, voy a explicar la diferencia entre los dos tipos de problemas.

Arranca pero no prende: El motor de arranque sale y revoluciona la máquina, de tu Honda CR-V, pero no prende.

No arranca: La máquina de tu 2.0L Honda CR-V no se revoluciona cuando abres la llave y tratas de prenderlo. Generalmente esto se debe a que el motor de arranque está averiado, o el interruptor de encendido está defectuoso, o el motor está amarrado (porqué se desvieló), etc.

Si el motor de tu 2.0L Honda CR-V no arranca, échale un vistazo a los siguientes tutoriales:

  1. Cómo Probar El Motor De Arranque (1.7L Honda Civic).
  2. Pruebas Cuando No Arranca -Estudio de Caso (GM 3.8L).

Lo Esencial Para Diagnosticar Un ‘Arranca Pero No Prende’

Lo qué facilita diagnosticar un ‘arranca pero no prende’ es saber que al motor le están faltando una de tres cosas.

Para entrar en más detalles, el motor de tu Honda CR-V no está prendiendo porqué le falta: chispa, o gasolina, o compresión.

Esto nos indica que necesitamos realizar 3 pruebas básicas para poder averiguar lo que está provocando el problema detrás del ‘arranca pero no prende’. Estas son:

Probar el sistema de encendido: Necesitamos asegurarnos que cada cilindro tenga alimentación de chispa. Esta prueba envuelve usar un probador de chispa (chispómetro).

Probar el sistema de combustible: Esto envuelve dos pruebas. La primera es probar la presión de la bomba de gasolina. La otra es verificar que la computadora de la inyección electrónica esté pulsando los inyectores.

Probar la compresión del motor: Necesitamos asegurarnos que cada cilindro tenga compresión.

En las siguientes páginas de este tutorial encontrarás las pruebas mencionadas explicada en más detalle.

¿Qué Herramientas Necesito?

Para poder diagnosticar el ‘arranca pero no prende’ de tu 2.0L Honda CR-V, vas a necesitar unas herramientas.

Estas son las herramientas que necesitarás:

  1. Probador de chispa.
  2. Medidor de presión de combustible.
  3. Probador de compresión.

Te voy a recomendar usar el probador de chispa HEI Spark Tester. Este probador es el más fácil de usar y el más exacto de todos los probadores de chispa que se pueden comprar. Puedes ver un ejemplo de este probador aquí: HEI Spark Tester (El Mejor Probador De Chispa). O échale un vistazo a esta sección: Dónde Comprar El HEI Spark Tester Y Un Medidor De Presión De Combustible.


Notarás que no incluí un escáner automotriz en la lista arriba. Esto es porqué, aunque un escáner es una herramienta imprescindible, realmente no lo necesitas para poder diagnosticar el ‘arranca pero no prende’ de tu 2.0L Honda CR-V.

Como puedes ver, las herramientas que se necesitan no son caras. La mayoría de ellas las puedes pedir prestadas en tu refaccionaria local (AutoZone, O'Reilly Auto Parts, etc.).

Bueno, vamos a darle la vuelta a la página y empecemos con la primera prueba...