Cómo Probar La Compresión Del Motor (1995-2000 1.8L Mazda Protegé)

A medida que el motor de tu 1.8L Mazda Protogé comienza a envejecer y acumula millas, los anillos de pistón y las válvulas de culata comienzan a desgastarse. Eventualmente llegarán a un punto de desgaste que causará problemas de compresión del motor.

Estos problemas de compresión generalmente se manifiestan de una de dos maneras. O el motor de tu Mazda Protegé arranca y prende pero funciona con una falla en cilindro (o marcha mínima inestable) o arranca pero no prende.

Afortunadamente probar la compresión del motor en tu 1.8L Mazda Protegé no es difícil. Lo que facilita la prueba de compresión del motor es que las bujías son fáciles de quitar. En este tutorial te explicaré cómo hacer la prueba y más importante aún cómo interpretar sus resultados.

Puedes encontrar este tutorial en inglés aquí: How To Test Engine Compression (1995-2000 1.8L Mazda Protegé) (en troubleshootmyvehicle.com).

Síntomas De Baja O Cero Compresión

Como mencioné al comienzo del tutorial, los problemas de compresión del motor se pueden dividir en 2 categorías. O el motor arranca pero falla (marcha mínima inestable) o el motor arranca pero no prende.

En esta sección analizaremos ambos tipos de problemas y veremos los síntomas específicos que producen:

Cuando el motor prende pero funciona con una falla en cilindro (o una marcha mínima inestable), generalmente se debe a que la compresión a través de los 4 cilindros varía demasiado.

En este caso vas a ver uno o más de los siguientes síntomas:

  1. La luz indicadora del motor estará encendida por causa de uno o varios de los siguientes códigos:
    1. P0300: Falla En Cilindro En Uno O Varios Cilindros.
    2. P0301: Falla En Cilindro N.º 1.
    3. P0302: Falla En Cilindro N.º 2.
    4. P0303: Falla En Cilindro N.º 3.
    5. P0304: Falla En Cilindro N.º 4.
  2. Consumo excesivo de combustible.
    1. Esto provoca que el motor no produzca su salida de potencia óptima ya que la mezcla de aire/combustible no se quema con una presión de compresión adecuada.
  3. El motor contamina más.
    1. Si la mezcla de aire/combustible no se comprime dentro de un cierto rango, no se quemará de manera óptima y producirá más hidrocarburos sin quemar que se escapan al ambiente a través del tubo de escape.

Cuando tu 1.8L Mazda Protegé arranca pero no prende generalmente se debe a que 2 o los 4 cilindros están sin compresión. Cuando esto sucede, verás:

  1. El motor arranca muy rápido.
    1. Esta velocidad de arranque rápida es muy notable.
  2. El sistema de encendido está alimentando chispa a las 4 bujías.
    1. Esto te indica que el ‘arranca pero no prende’ no es causada por una falla en el sistema de encendido.
  3. Los inyectores de combustible rocían combustible.
    1. Puedes confirmar esto con una prueba de luz Noid.
    2. También puedes confirmar esto, aunque de manera indirecta, quitando las bujías y verificando si están empapadas de combustible.
  4. La bomba de combustible funciona.
  5. Las causas más comunes de no compresión en 2 o en los 4 cilindros son:
    1. Empaque de cabeza quemado.
    2. Correa de distribución rota.
    3. El motor está desvielado.

Empecemos con la primera prueba.

TEST 1: Identificando Los Cilindros Muertos

Cómo Probar La Compresión Del Motor (1995-2000 1.8L Mazda Protegé)

Comenzaremos probando la compresión de los cuatro cilindros. En caso de que te estés preguntando dónde puedes obtener un probador de compresión, puedes pedir prestado uno de en tu refaccionaria.

Si necesitas ayuda para decidir dónde comprar uno o cuál comprar, consulta mis recomendaciones aquí: ¿Cual Medidor De Compresión Debería Comprar?

Para obtener el resultado más preciso de la salud de cada cilindro, te sugiero calentar el motor unos 10 a 15 minutos y no más. No dejes que se caliente. Ahora si el motor está caliente (porque ha estado funcionando por algún tiempo) déjalo que se enfríe completamente. No deberías quitar las bujías de un motor caliente o corres el riesgo de dañar las roscas de los agujeros de las bujías en la culata.

Si tu Mazda Protegé no prende, entonces no te preocupes si el motor está caliente.

IMPORTANTE: ¡Estarás trabajando alrededor del motor mientras se arranca! ¡Toma cuidado y mantente alerta en todo momento!

Estos son los pasos de la prueba:

  1. 1

    Desconecta todos los inyectores de combustible. Esto evitará que se inyecte combustible en los cilindros a medida que arrancas el motor.

  2. 2

    Remueve las cuatro bujías.

    Cuando las quites, toma cuidado y no dejes caer ninguna de ellas al piso, ya que se puede romper el aislante cerámico de la bujía, ¡y esto provocará una falla en cilindro!

  3. 3

    Instala el medidor de compresión del motor en el agujero de bujía para el cilindro n.º 1.

    ¡Aprieta a mano el medidor de compresión solamente! No uses ninguna herramienta (como una llave) para apretarlo.

  4. 4

    Pídele a tu ayudante que arranque el motor. Una vez que la aguja del medidor deje de subir, pídele a tu ayudante que deje de arrancar el motor.

    Anota el valor de compresión en una hoja de papel. Incluye el número del cilindro al que pertenece esta lectura. Ahora repite los pasos 1 al 6 en los otros 4 cilindros.

Echémosle un vistazo al resultado de tu prueba:

CASO 1: Baja o cero compresión en 2 o en los 4 cilindros. El resultado de esta prueba te indica un problema interno grave.

Los problemas más comunes serían:

  1. Empaque de cabeza quemado.
    1. Para probar esto, recomiendo el siguiente tutorial: Cómo Probar Un Empaque De Cabeza Quemado (1.6L Mazda Protegé) (NOTA: Esta información aplicará a tu vehículo equipado con 1.8L Mazda Protegé).
  2. Correa de distribución rota.
  3. El motor está desvielado.

CASO 2: Baja o cero compresión en un cilindro. Si obtienes un resultado de baja o cero compresión entonces puedes concluir que has encontrado la causa de la marcha mínima inestable (o falla en cilindro) del motor.